lunes, 23 de febrero de 2009

Afrodita....

Aun es Febrero y como Febrero es el mes del amorrrrrrr o como diría Tina... De hacerle el amor a una amistad.... pos que mejor que con un mito Griego y cual mejor que el de Afrodita la diosa del amor, la lujuria, la belleza, la prostitución y la reproducción.

La ‘surgida de la espuma’ Afrodita nació de la espuma del mar cerca de Pafos (Chipre) después de que Crono cortase durante la Titanomaquia los genitales a Urano con una hoz adamantina y los arrojase tras él al mar. En su Teogonía, Hesíodo cuenta que los genitales «fueron luego llevados por el piélago durante mucho tiempo. A su alrededor surgía del miembro inmortal una blanca espuma y en medio de ella nació una doncella» ya adulta. Este mito de Venus (el nombre romano de Afrodita) nacida adulta, Venus Anadiómena (‘Venus saliendo del mar’),13 fue una de las representaciones icónicas de Afrodita, famosa por la admiradísima pintura de Apeles, hoy perdida, pero descrita por Plinio el Viejo en su Naturalis Historia.

El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli (1485).
Por esto, Afrodita es de una generación anterior a la de Zeus. Homero cuenta en el libro V de la Ilíada otra versión sobre su origen, según la cual sería hija de Dione, quien era la diosa oracularDione» significa simplemente ‘diosa’, forma femenina de Δíος, ‘diosa’, el genitivo de «Zeus») en Dódona. Según Homero, Afrodita, aventurándose en batalla para proteger a su hijo Eneas, es herida por Diomedes y vuelve con su madre, postrándose de rodillas para ser reconfortada.

El principal centro de adoración a Afrodita permaneció en Pafos, al suroeste de la costa de Chipre, donde la diosa del deseo había sido adorada desde mucho tiempo atrás como Ishtar y Astarté. Se dice que desembarcó tentativamente primero en Citera, un lugar de parada para el comercio y la cultura entre Creta y el Peloponeso. Así quizás tengamos pistas del camino del culto original a Afrodita desde el Levante hasta el continente griego.
Algunos autores consideran que Afrodita era hija de Talasa, la personificación femenina del mar, y Zeus.

Afrodita no tuvo infancia: en todas las imágenes y referencias nació adulta, núbil e infinitamente deseable. En muchos de los mitos menores tardíos en los que participa se la presenta vanidosa, malhumorada y susceptible. Aunque es uno de los pocos dioses del panteón griego realmente casados, le es infiel a su marido con frecuencia. Hefesto es una de las deidades helénicas más ecuánimes; en el relato recogido en La Odisea Afrodita parece preferir a Ares, el voluble dios de la guerra. Es uno de los pocos personajes que jugó un papel importante en la causa original de la propia Guerra de Troya: no sólo ofreció a Helena de Esparta a Paris, sino que el rapto se llevó a cabo cuando éste, al ver a Helena por primera vez, se vio abrumado por el deseo de poseerla, lo que corresponde a la esfera de Afrodita.

Debido a su inmensa belleza, Zeus temía que Afrodita fuera la causa de violencia entre los otros dioses. Por ello la casó con Hefesto, el severo y malhumorado dios del fuego y la fragua. Otra versión de esta historia cuenta que Hera, la madre de Hefesto, lo arrojó del Olimpo al considerarle feo y deforme. Éste obtuvo su venganza atrapándola en un trono mágico y exigiendo a cambio de su liberación la mano de Afrodita. Hefesto estaba contentísimo de haberse casado con la diosa de la belleza y forjó para ella hermosa joyería, incluyendo el cesto, un cinturón que la hacía incluso más irresistible para los hombres.
La infelicidad de Afrodita con su matrimonio hizo que buscase la compañía de otros, normalmente Ares, pero también Adonis. Hefesto fue informado del adulterio que su esposa mantenía con Ares por Helios. Como venganza, atrapó ingeniosamente a Ares y Afrodita con una red de finas cadenas que había dispuesto sobre el lecho para que cayeran al más mínimo contacto. Entonces llamó a todos los demás dioses olímpicos para burlarse de ellos (sin embargo, «las diosas se quedaron en casa, todas por vergüenza»); algún dios desenfadado comentó que no le habría importado sentir tal vergüenza. Hefesto no los liberó hasta que Poseidón le prometió que Ares pagaría desagravios, pero ambos escaparon tan pronto como levantó la red y no mantuvieron su promesa.

12 comentarios:

♚Ӄѧӄǿӄɛӄѧ♚ dijo...

me encanta!! y nop, no me gustaria ser afrodita de grande, prefiero se hera =P

saludos!! =P

P´PITO dijo...

ajaaaaaaaaa
muy buen post de afrodita...
siempre me ha gustado esa diosa....

buen inicio de semana!!!

lili dijo...

"Peloponeso"..........???? me acordé de "Mesopotamia" jajajajaja

Muy buena la historia, yo ni me la sabía :s

SALUDOS........XD!!

Lord Vyzarro dijo...

mmmmmm, afrodita, segun se es porque su sola precensia despertaba el deseo sexual, saludosss!!!

Rous dijo...

Lastima mi Kako yo soy Hera:d jijijiji

:D Gracias Ppito:d q bueno q te alla gustado :d es toda tuya:d

Lili, siii tienen nombres muy raros :s pobres


Eso dicen de nosotras jajajajja no es cierto solo de ella:d

Mireya dijo...

una nota cultural!!!

y yo hablando de solteras desesperadas jajaja

bueno, pa´nivelar!

saludos Rous!

CaZp dijo...

Siempre una maravilla leerte y mas cuando es de historias miticas.
Un doble, que digo, triple placer (porque te incluye)

Buena semana! =D

Stéphane dijo...

Pues cómo no va a despertar deseos sexual. 'Iren nomás.

Lulu... dijo...

Uyyyy estuvo muy largo pero muy interesante,me gustó mucho.
Un beso amiga!

Tina dijo...

Creo que tiene celulitis no? jajajaja nadie es perfecto!!

A dijo...

olvidaste decir que tambien combatia al mal junto con mazinger Z

Eso de la celulitis sono tan superficial, que hasta creo que es broma.

Besos artisticos
A.

Fraga dijo...

a proposito de amor, no despotriques contra la mac, que es muy sentida y se arrana mas... jejejejeje

abrazos!!!!