martes, 9 de junio de 2009

Orgullo querido...

Orgullo querido:

¡Tanto tiempo sin encontrarte y acá estás!. Pensé que jamás iba a volver a verte, aunque la realidad me decía que jamás te tuve. Hace tiempo creí que todos tenian el suyo menos yo. Cosas de la vida, ya sabés… Es que uno siempre se cree inferior al resto por razones que si me pongo a pensar ahora no podria explicar. O sí puedo explicar: haber vivido la vida de otro y mandarte de vacaciones, porque cuando uno deja de vivir su vida el primero que siente esa decisión sos vos. Y te fallé…
Todavia recuerdo aquel momento en el que me sentí perdido en medio de la nada. Destruido, sin ánimo, abatido. Había pasado de una felicidad de novela a estar al borde del abismo. Sin mí, sin vos… Con una herida generada por mi propia decisión.
Todos me decían “boludo, es una mina”, “un mes no es nada”, “no pensé que te iba a pegar tan fuerte”. ¿Pero sabés una cosa? Me faltaba ese orgullo interno que todo lo puede. El que dejé de lado por vivir la vida de otra persona.
Antes de seguir necesito pedirte perdón. Fue muy estúpido alejarme de vos. Muchos creen que decir “orgullo” es sinónimo de rencoroso, de dolido o de... Nada de eso. En todo este tiempo que te mandé de viaje con Dios sentí que algo me faltaba y que tenía nunca creí necesitar. Hasta hoy…
Hoy es el día en el que me quiero reconciliar definitivamente con vos. Me hiciste falta en todo este tiempo. Fue volver a conocerme a mí mismo el volverte a ver. Me hiciste sentir que nada está perdido si uno mismo se da cuenta que el poder rige en uno y no en otros.
Me acerqué cuando más te necesitaba. Otra persona pensaría que soy un interesado y con todo su derecho me mandaría a cagar. Pero vos no. Abriste tu alma y me abrazaste bien fuerte, sin final. Tan fuerte que me sentí completo por primera vez en mi vida.
Hoy puedo decirle a todo el mundo que soy un hombre completo. Porque reconocí mis errores y porque me reconcilié con mi parte más olvidada por mí mismo. Aquella que aparece cuando todos creen que te caes para no volver a levantarte. Y me levanté. Por mí, por vos. Por todos los que me ayudaron…
Lo último que te quería decir en estas líneas es que haberte dejado de lado me sirvió para aprender algo que me servirá por el resto de la vida. Justamente fue aquello que me pasó y por lo cual te había tirado a la basura.
Nadie puede resignar su orgullo. El orgullo es el motor del alma. Aquel que renuncie a su orgullo estará navegando en la penumbra del “ya no ser”. Por suerte soy un hombre completo y hoy quisiera invitarte a recuperar todo el tiempo que perdí sin vos…
¿Vamos?

Fuente Original:
Gunner. Carta abierta a mi orgullo. (Amorydesamor.org)

10 comentarios:

Anubis dijo...

¿Se puede pecar de orgulloso?

SALUDOS!!

Rous dijo...

Manta ya te inscribiste al club de Nicky o que pedin??? nete a los orgullosos digo optimistas!!!! todos cantennnn jajajaj slauditos manta y orgullo es lo unico que yo no perderia

Lulu... dijo...

Hola Jackie!

El orgullo.... Yo tambien lo perdi , el amor ya sabes, dicen que cuando hay amor el se va, se pierde...
Ahora a vuelto a mi lado y muy orgullosa te puedo decir que me ha levantado ,me ha hecho fuerte y es el complemento que me hacia falta para ser de nuevo feliz.

Un beso!

Jackie dijo...

CREO Q SI SE PUEDE PECAR ANUBIS, O TU Q OPINAS??? GRACIAS POR VISITARNOS....

MANTA: HABLAMOS DEL BUEN ORGULLO, NUNCA HABLE DE OPTIMISMO... SINO DE RECUPERAR ALGO Q ALGUNA VEZ HEMOS PERDIDO....

LULU KERIDA!!! Q BUENO, ME DA MUCHO GUSTO POR TI, Y OJALA SIGA LEVANTANDOTE, PORQ TE ESTA LLEVANDO MUY BIEN ;) UN BESO.

Gaby dijo...

0_0

oNDSKa FLiCKa dijo...

Siemrpe me he ufanado de conservar mi orgullo, soy de la idea de que al final es lo único que nos queda, mejor mantenerlo intacto.

Me ha gustado mucho, gracias y saludos!

ChRiS dijo...

hola!!!
yo soy de lo mas orgulloso para muy buena o mi malasuerte eso siempre impide que la gente pase por encima de mi o ceder en cualquier cosa...
y pues al hablar de orgullo me acorde de una rima de gustavo adolfo becquer...

XLI

Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o que abatirme!...
¡No pudo ser!
Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡tenías que romperte o que arrancarme!...
¡No pudo ser!
Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No pudo ser!

porque yo he demostrado con esta rima que cuando nace el amor debes dejar el orgullo de lado o nunca llegaras a ningun lugar, pero tampocon debes deshacerte de el o te usaran de trapo...

saludos!!!

Beto// dijo...

wow, pimp my blog Rousi, interesante la carta Saludos!

Mariana Alvez Guerra dijo...

Que bueno que está esto q has compartido, el orgullo es algo muy necesario en nuestras vidas ya que el amor propio es lo que nos hace ser quienes somos. No podemos dejarnos de lado.

Anubis dijo...

Eso es Chris, buena reseña, le atinante a la respuesta que queria, JACKIE muy buen tema... Queremos mas de esto si se puede porfa.

SALUDOS!!!